Los personajes de “El retrato de Dorian Gray”: Dorian Gray

Los personajes de la novela “El retrato de Dorian Gray” representa la propia manera de pensar del autor. Sus  protagonistas albergan un estilo brillante, de alta calidad estética y formal. El retrato de sus personajes y de la sociedad está hecho con certera precisión, mostrándose a veces implacable.

El protagonista Dorian Gray es un joven extremadamente atractivo, quien es cautivado por los pensamientos de Lord Henry. Comienza a satisfacer cada uno de sus placeres, sin importarle si son moral o inmoralmente aceptados.

Es el joven que está maldito y tiene la eterna juventud. A lo largo de su vida comete muchos errores, pero también acaba conociendo muchas cosas sobre la vida gracias a Lord Henry y sus ganas de saber.

Dorian Gray es un joven sin experiencia, ingenuo, que es perceptible a cambiar con algún comentario, ambicioso, vanidoso, cruel e incluso enfermo, pero también insensible. Pero bello, con una cabellera dorada, rizada, tez blanca, ojos azules, de una hermosura innegable. Tiene labios escarlata finamente dibujados.

Dorian representa la personificación simbólica tanto de la embriaguez dionisiaca como de la forma apolínea, de la pasión dionisiaca y de lo inabordablemente apolíneo. Es capaz de disfrutar los placeres dionisiacos, a los que desea entregarse, pero con la comedida apolínea.

Al inicio de la novela, Dorian Gray es un joven caballero considerado bastante guapo. Es muy superficial y se preocupa de que tanto su juventud como su atractivo se esté desvaneciendo.

Dorian es el dandy wildeano por excelencia. Es lo que tanto Basil como Lord Henry anhelan ser. Cabe mencionar que Wilde escribió sobre los personajes en su única novela: “Basil Hallward es lo que creo que yo soy: Lord Henry lo que el mundo piensa de mí: Dorian lo que me gustaría ser — en otra época, quizá”.

Dorian-Gray-dorian-gray-18817846-500-333

A Dorian le encanta el color, la belleza, el disfrute de la vida, no obstante, evita implicarse en cualquier experiencia por miedo a que ésta le ocasione algún daño. La fascinación de Basil y Lord Henry en él representa la obsesión de Wilde con un joven dandy cuya evasividad y pseudo esteticismo simbolizan sus propios temores inconscientes.

Así comienza la historia

Dorian Gray, llega a Inglaterra tras la muerte de un familiar suyo. Allí, conocerá a Basil Hallward, es un artista que está impresionado por la belleza de Dorian Gray. Basil comienza a encapricharse con él pintando su retrato, creyendo que esta belleza es la responsable de la nueva forma de su arte.

Charlando en el jardín de Basil, en un descanso, Dorian conoce a Lord Henry Wotton, un amigo de Basil, que dirá frases filosóficas tópicas sobre la vida, y que le insistirá en que lo único que merece la pena es la belleza y la juventud y  que la vida debe arder con la llama más intensa.

wpadmin